21 días para crear un hábito

 

21 días para crear un hábito
 
 
 
 
SUSANA LANDÍVAR
 
.- Tod@s queremos alcanzar éxito a nivel personal, profesional, laboral y familiar. Pero ser exitos@s no es algo que nos caerá del cielo, debemos trabajar duro para conseguirlo.

Desarrollar destrezas y habilidades es el primer paso. Por ejemplo, si lo que anhelamos es alcanzar un título profesional debemos optimizar el uso del tiempo y combinarlo para no quedar mal en ninguna de las dos responsabilidades adquiridas.

Lo mismo si queremos tener un cuerpo envidiable y buena salud. Hacer ejercicio, alejarnos de la comida basura y alimentarnos de forma equilibrada.
Aunque suene sencillo, tener una vida disciplinada para muchas no lo es, por lo que siempre estamos posponiendo las decisiones que nos aseguran bienestar.

Cada año que comienza entre nuestros propósitos nunca faltan el famoso ‘este año entro al gimnasio’ o el típico ‘bajaré 10 kilos’.

Al final seguimos siendo sedentarias y estando con kilos de más. Pero, ¿cómo desarrollar las destrezas para lograr lo propuesto?

La especialista en Programación Neurolingüística (PNL) Martha Ramírez explica que los seres humanos sí podemos cambiar hábitos en nuestra vida. 
Los hábitos, buenos o malos, son  funciones potentes que tienen su sede en el subconsciente.

“Cuando yo trabajo durante 21 días sobre algo que quiero cambiar en mí logro hacerlo porque cada 21 días regeneramos células y las células nuevas vienen grabadas con la información adquirida”, menciona.

“Si todos los días me despierto y hago un ejercicio tan sencillo como mirarme al espejo y decirme a mí misma que me amo y me acepto como soy, mi mente terminará por creerlo, porque la parte inconsciente lo manda a la consciente”, agrega la experta. El solo repetir la frase crea una destreza y una habilidad para el cambio.

Esta teoría de los 21 días fue descrita en 1960 por el psicólogo Maxwell Maltz, célebre cirujano plástico de la Universidad de Columbia, y autor de ‘La Psicocibernética’, que habla de que debemos tomar 15 minutos al día a la misma hora en el mismo lugar para cualquier nuevo hábito que se desee tener y es importante continuarlo hasta que se cumplan los 21 días consecutivos de práctica inequívoca. De esta manera se genera un cambio perceptible en la persona.

Si fallas un solo día debes empezar desde el principio.

Recuerda
Nunca te des por vencida, tú eres capaz de lograrlo todo. Solo debes ser paciente.

Fuente:eluniverso.com