ALMAS GEMELAS Y PAREJA

“Almas gemelas y pareja”
El encuentro de las almas gemelas sucede mucho antes de ocurrir el conocimiento en el plano físico.

Ese encuentro se va realizando a través de estadios, que una vez ocurridos, permanecen latentes y se van encadenando unos con otros sin explicación, el destino los empuja a verse en el otro.

En el plano espiritual: También llamado de misión. Sabemos que éste se logra, cuando juntas, las almas gemelas alcanzan un desenvolvimiento que jamás lograrán alcanzar por separado. Ambas son invadidas por una inmensa felicidad. Si se pelean o separan, parecen decaer o marchitarse. Llegan a sentir que de ahí en adelante no les interesa nada más que el otro.

Simpatía Intelectual: En este estadio las almas gemelas gustan de los mismos temas, intercambian ideas que a su vez son constructivas. Ambas desean una elevación cultural e intelectual. Los compañeros se incentivan mutuamente.

Conciencia e Interés: Es estado de ánimo de uno se refleja en el otro como un espejo. La dolencia de uno entristece al otro. Ambos se complementan en todos los sentidos.

Simpatía: Las almas gemelas se atraen de manera espontanea e inevitable al ponerse en contacto con el otro, se reconocen sin entender de donde, ellas siempre se buscaron sin saberlo, por su deuda karmica vivieron separadas por un tiempo, están destinadas a vivir reencontrándose eternamente, cuando las personas tienen buen humor y participan de una vida activa. Saben que, para recibir, es importante dar, y debe ser una entrega libre de cualquier sentimiento de coraje, odio o discordancia. Otra cuestión importante que aquí se impone: como están unidas por una conciencia superior, no existe, la necesidad de palabras de bajo calibre o de tono grosero, ellos saben de lo supremo, son almas con un solo destino, el de vivir el amor incondicional.

Deseo: El hombre y la mujer se entregan a la pasión, la buscan. Existe la necesidad de conversaciones largas, que durarán horas. Se respetan los largos diálogos y los planes para el futuro, es inevitable la atracción física más allá de la empatía del alma, necesitan unirse en todos los sentidos, si no lo hacen quedan siempre incompletos.

Físico: Es el periodo en el cual el abrazo, el beso y el acto sexual son intensos, la elevación del alma y el cuerpo se funden para elevarse a otro plano, el plano de lo divino.

 
Fuente: Carlos Cenzo