Beneficios del sexo para la salud

Nada tan divertido como el sexo puede ser bueno para uno, ¿verdad? De hecho, aunque sea lo último en lo que pienses cuando lo estás haciendo, la actividad sexual ofrece una amplia variedad de constribuciones a la salud.

                                            Beneficios del sexo para la salud   

Además de satisfacer tus deseos (cuando se hace como corresponde), el sexo puede hacer maravillas tanto para el bienestar físico, como psicológico.
Por eso, la próxima vez que tu pareja que no está de ánimo, señálale la siguiente lista de razones por las cuales una sesión entre las sábanas es perfecta.



Quema calorías El ejercicio debería ser divertido, ¿y qué puede ser mejor que un buen revolcón? Puede que no queme tantas calorías como una hora de trote o cincuenta largos en la piscina, pero -cuando se hace con el suficiente entusiasmo- el sexo ofrece un trabajo cardiovascular más que interesante. Puede sonar difícil de creer -o tal vez no, dependiendo de tu nivel de experiencia-, pero el sexo puede quemar hasta 150 calorías cada media hora. Así que si tienes relaciones cuatro veces por semana por unos treinta minutos, equivale a 600 calorías de las que no tienes que hacerte cargo. Y si se extiende por más tiempo… ¡mejor aún!

Es un analgésico natural

“No esta noche, amor. Me duele la cabeza”. ¿Cuántas veces hermos escuchado este viejo cliché -en libros, películas y, desafortunadamente, en la vida real-? Bueno, es hora de tirar esta excusa en particular a la basura. Estudios demostraron que alcanzar un orgasmo es un poderoso analgésico natural. A medida que te acercas y llegas a la Gran O, aumenta la producción de un químico llamado oxitocina, conocido por reducir todo tipo de dolores, icnluidos los de cabeza.

Alivia el estrés

El hecho de que tener relaciones exuales regularmente hace a las personas calmas, relajadas y menos propensas a estresarse puede no sorprender a muchos. El rol del sexo como poderoso liberador de estrés está respaldado por recientes investigaciones. Un estudio llevado a cabo en Escocia descubrió que los participantes que eran más sexualmente activos tenían una mayor capacidad para lidiar con situaciones estresantes, que aquellos abstinentes.
Te ayuda a dormir

La privación del sueño puede tener un impacto devastador en nuestro bienestar. Esto pone a quienes la sufren ante un mayor riesgo de padecer desde estrés y depresión, hasta un pobre desempeño en el trabajo. Para combatir el insomnio los expertos recomiendan, entre otras cosas, bajar el consumo de alcohol y cafeína, ver menos televisión y tomar un baño antes de ir a dormir. Ahora es tiempo de agregar el sexo a la lista. Sabemos que en los hombres provoca que se queden dormidos -casi instantáneamente-, pero estudios revelan que la oxitocina mencionada anteriormente que se libera durante el acto sexual actúa como sedativo para todos.

Puede estimular el sistema inmune

El sexo no es simplemente bueno, es beneficioso para ti. Según científicos, tener relaciones sexuales al menos una o dos veces por semana incrementa la producción de un anticuerpo llamado inmonoglobina A, que protege al cuerpo de infecciones comunes como el resfrío o la gripe. Y, aunque esta actividad puede dejarte un poco agotado, realmente puede mejorar la forma en que se ve la mujer, al aumentar los niveles de estrógeno, conocido por agregar fuerza y textura al cabello y la piel.

Protege tu corazón

La sola idea de tener relaciones con una persona que te atrae o a quien amas es suficiente para acelerar tu corazón, así que imagina los beneficios que tiene para tu salud estar involucrado en una sana relación sexual. Un estudio realizado en la Universidad Queen, de Belfast, halló que el sexo practicado tres veces por semana es suficiente para disminuir a la mitad el riesgo de ataques al corazón o infartos. En las mujeres, el sexo aumenta la producción de estrógeno, conocido protector de la salud coronaria. Y también hay buenas noticias para los hombres: otro estudio asegura que tener sexo dos o más veces por semana reduce el riesgo de ataques al corazón fatales en un 50 por ciento, en comparación con aquellos que lo practican menos de una vez por mes.

Aumenta tu seguridad

¿Alguna vez has estado más preocupado por tu físico que cuando estás en una relación sana, feliz y física? No hay mayor incentivo para mantenerse en forma que pasar mucho tiempo desnudo ante la presencia de alguien que te afloja las rodillas, y esta constante consciencia sobre la imagen de tu cuerpo tiene obvios beneficios. Estás más propenso a realizar ejercicio, comer bien y adoptar una estricta rutina de belleza. Y si te ves mejor, te sientes mejor, lo cual incrementa notablemente tu confianza en ti mismo.

Te mantiene joven

El sexo no solo te hace sentir más joven -investigaciones demuestran que puede retrasar el proceso de envejecimiento-. Cuando alcanzas un orgasmo el cuerpo segrega una hormona conocida por mejorar la salud del sistema inmune, aumentar la función cognitiva, reparar tejido dañado y hacer que la piel se vea y sienta más saludable. Esta hormona también estimula la producción de otras hormonas como el estrógeno, que puede prolongar la vida gracias a que mejora la salud cardiovascular. Y, como ya vimos, el sexo es una forma de ejercicio, algo que todos deberíamos practicar regularmente para vernos y sentirnos más jóvenes.

Fortalece tu suelo pélvico

Los ejercicios Kegel, nombrados así por el doctor Arnold Kegel, involucran la contracción y relajación de los músculos que forman parte del suelo pélvico. Expertos recomiendan que todas las mujeres practiquen estos ejercicios a diario para prepararse para el estrés del embarazo y tratar la incontinencia urinaria provocada por estrés. Para decirlo más directamente, te ayudan a que prevengas los “pequeños accidentes”. Sin embargo, el problema de realizar ejercicio pélvico en el suelo es que, para que sean efectivos, es necesario que los practiques todos los días por el resto de tu vida, y puede tomar meses para que notes una diferencia. Afortunadamente, hay otra forma de fortalecer y tonificar esta parte de tu cuerpo. No te darás cuenta, pero cuando tienes relaciones sexuales estás realizando ejercicios Kegel, y cuanto más fuertes sean, mayor será el nivel de placer.

Combate la depresión

Hay más detrás de esta teoría, que el simple hecho de tener relaciones puede poner una sonrisa en tu cara. Un estudio de 2002 realizado en 300 mujeres por un psicólogo norteamericano halló que las participantes sexualmente activas que no utilizaban condones como anticonceptivo eran menos propensas a sufrir depresión que aquellas que sí lo hacían. Los expertos involucrados en la investigación creen que la hormona prostaglandina, que solo se encuentra en el semen, puede ser absorbida por el cuerpo femenino, donde ayuda a regular las hormonas y de esta forma disminuye el riesgo de enfermedades mentales.

TODOS LOS DIAS A TENER SEXO 
                                                           salud

Fuente: www.taringa.net