LOS BENEFICIOS DE LAS SEMILLAS DE CHÍA

LOS BENEFICIOS DE LAS SEMILLAS DE CHÍA

Una cucharada de semillas de chia tiene más calcio que un vaso de leche, más Omega-3 que el salmón y más antioxidantes que los arándanos. También son un energético ideal y sirven como auxiliar en la pérdida de peso.

Una cucharada de semillas de chia tiene más calcio que un vaso de leche, más Omega-3 que el salmón y más antioxidantes que los arándanos. También son un energético ideal y sirven como auxiliar en la pérdida de peso.

Los aztecas, mayas e incas utilizaban esta semilla como elemento básico en su dieta; chía significa “fuerza” en maya y tienen un sorprendente contenido vitamínico y protéico para ser un alimento tan pequeño: ácido alfa-linolénico y linoleico, mucina, estroncio, vitaminas A, B, E y D, y minerales como el calcio, fósforo, potasio, azufre, hierro, yodo, cobre, zinc, sodio, magnesio, manganeso, niacina, tiamina, silicio, y antioxidantes.

Por sus múltiples propiedades nutricionales y medicinales se utiliza en bebidas naturales que ayudan a la resistencia de los atletas, para la pérdida de peso suprimiendo el apetito, para la nivelación de azúcar en la sangre, y ayuda a la regulación intestinal.

A continuación, te presentamos ejemplos de cómo puedes incorporar esta maravillosa semilla en tu alimentación diaria:

2. Dulce de chía

Los niños amarán esta deliciosa natilla que los llenará de energía y es sumamente nutritivo:

2 tazas de leche de coco o de otro tipo de leche

1/2 taza semillas de chía

2-3 cucharadas de cacao en polvo (o al gusto) (opcional)

1 cucharadita de vainilla (al gusto)

1 cucharada de azúcar o miel

Pon todos los ingredientes en una licuadora y licua hasta que quede suave. Déjalo espesar unos 10 minutos en el refrigerado y sirve. Hay infinitas variaciones de sabor, puedes omitir el polvo de cacao y la vainilla y agregar una taza de fresas, por ejemplo.

2. Para espesar la sopa o salsas

En lugar de utilizar sazonadores o espesante a base de almidón o maís, para espesar tus sopas y tus salsas, agrega un par de estar semillas trituradas o molidas.

3. Para empanizar pescado, pollo o carne

Mezcla las semillas molidas con un poco de harina integral o de almendras, ajo en polvo y una pizca de sal y tendrás un excelente sustituto del pan o harina para empanizar. Tus platillos quedarán deliciosos y muy crujientes.

4. Espolvoréala en tus alimentos o tómala en agua

En México, una de las aguas más tradicionales (aparte de la de jamaica, tamarindo y horchata) es la de limón con chía que es deliciosa y fresca. También puedes mezclarla en ensaladas, con granola y amaranto para vertirla en yogurt o bien con leche para un rico licuado.

Fuente: www.mamanatural.com.mx

Crema helada de coco y chía, postre o desayuno en 10 minutos

Para Marta

Las semillas de chía son un ingrediente todoterreno, puedes echarlas en una ensalada, batidos y yogures o hacer panecillos y decorar con ellas e incluso crackers, y combinan bien con tantas cosas y de cualquier modo, son tan deliciosas con su sutil sabor a nuez!! Las semillas de chía tienen mucha fibra soluble y cuando se mezclan con líquidos casi cuadriplican su tamaño y forman una capa gelatinosa con una textura muy peculiar y diferente a lo que hayas probado. Esta crema helada es muy parecida a la de tapioca que algunos tomábamos de pequeños, pero con menor índice glucémico y más cantidad de fibra, muy saciante.

crema helada de coco y chía

Escoje muy bien el ingrediente que mezcles en la leche porque ese será el sabor final de tu crema helada, reconozco que chocolate y café nunca fallan. Como no vas a calentarlo se pueden usar todo tipo de edulcorantes. Puedes añadir zumo de lima, de naranja o mandarina, extracto de vainilla, cacao en polvo, pasta de avellana, lo que nunca perdonaría sería la falta de canela, si pruebas a mezclarla con nata y extracto de vainilla se obtiene el sabor del arroz con leche que algunos tanto echamos de menos. Luego sobre la crema helada o pudin de chía, puedes poner fruta fresca, mermelada, frutos secos, coco rallado, o incluso rallar chocolate.

Decir que es fácil de hacer es quedarse corto!!!

Ingredientes para 2 personas:
100ml de leche de coco o nata 35%MG (puedes usar cualquier tipo de leche que quieras: almendras, avellanas..etc)
100ml Infusión de rooibos (puede ser un café solo u otra infusión) 
1/2 cucharadita de canela en polvo
2 cucharadas de semillas de chía
1 pizca de sal marina
Edulcorante al gusto (opcional)

  receta coco y chia

Así lo hacemos:

Pon la leche en un cazo y añade la infusión, canela y una pizca de sal, mezcla bien. A veces si la leche está muy fría necesitas calentar un poco la mezcla para que todo se una mejor, pero solo un poco no es necesario que hierva ni siquiera que llegue a humear.

Remueve bien y añade las semillas, remueve durante 1 minuto

Cuando notes que empieza a cuajar pon la mezcla en un vaso o taza y llévalo a la nevera un mínimo de 30 minutos aunque lo aconsejable son 2 horas aproximadamente pero también puedes dejarlo toda la noche y disfrutarlo en el desayuno.

 Crema de coco y chia

Valor nutricional de las semillas de chía

Lo creas o no, las semillas de chía, o Salvia Hispánica, tienen más porcentaje en grasa (53%) en su mayoría poliinsaturada, que en hidratos (36%) o proteína (11%). 

En 100 gramos vamos a encontrar 44 gramos de hidratos de los que 38 son fibra soluble, por lo tanto son ideales para las personas cuyos intestinos están acostumbrados a trabajar con fibra y a veces presentan estreñimiento, también ayuda al control de glucosa y lípidos en sangre.

Sorprendentemente contiene todos los aminoácidos esenciales pero no esperes encontrar vitaminas (ni siquiera trazas). En metionina la cantidad es relativamente baja 90 mg en 100 g pero ten en cuenta que no vas a tomar en cada postre más de 10 o 15 gramos.

Estas semillas son ricas en ácidos grasos omega-3, también son una gran fuente de calcio y potasio, etc. Pero que no te engañen es omega 3 vegetal de cadena corta que metabolizamos a través del ácido alfa-linolénico (ALA) y hay que tener en cuenta quemenos del 5% del ALA metabolizado se convierte en EPA y alrededor del 0,5% en DHA, Prácticamente nulo si lo comparamos con el aceite de pescado azul o los mariscos.

crema fria coco y chia

En fin, un postre que saciará y que puedes variar tanto como seas capaz de imaginar. Ya estás tardando en probarlo!!

Fuente: megustaestarbien.com