Propiedades del Arroz rojo

Este tipo de arroz es una variedad de arroz de grano largo parecido al arroz integral. Sólo el color de la cascarilla es rojo, violeta o marrón castaño. 
El arroz rojo es una fuente de tiamina (vitamina B1), riboflavina (vitamina B), fibra, hierro y calcio-
Este arroz necesita más tiempo para cocinarse que el arroz blanco, pero no tanto como el arroz integral. Para conseguir una textura más suave y recortar el tiempo de cocción, se recomienda remojarlo en agua durante al menos 30 minutos antes de cocerlo.

El exceso de colesterol en sangre (más de 180 mg por decilitro) es un problema serio de salud, ya que es el principal factor que puede ocasionar la enfermedad cardiovascular; la principal causa de muerte en sociedades como la española. El colesterol que aumenta en la sangre tiene dos procedencias. Una parte procede del que se ingiere con los alimentos y que llegan a la sangre a través del intestino. Otra parte del colesterol se sintetiza en el hígado.

El tratamiento de las personas que tienen el colesterol muy elevado tiene como objetivo el reducir ambas fuentes de colesterol; por una parte mediante una dieta de alimentos de bajo contenido en colesterol; y por otra, por la inhibición de su producción endógena mediante unas eficaces medicinas (estatinas), que inactivan al enzima responsable de la producción hepática de colesterol.

Las personas que tienen el colesterol solo un poco elevado, además de las medidas dietéticas, disponen de algunos remedios naturales que pueden ayudarles a contener sus valores de colesterol en sangre dentro de límites normales, sin requerir medicación específica. Uno de estos remedios naturales, que recientemente la ciencia médica ha confirmado sus propiedades mediante rigurosos estudios poblacionales, es el llamado arroz rojo.

El arroz rojo se viene utilizando desde hace muchos siglos en China como alimento y medicina. Se obtiene por la fermentación del arroz con la levadura Monascus purpuréa lo que le proporciona el color rojo y sus propiedades nutricionales y medicinales. Desde el punto de vista nutricional este arroz es semejante a cualquier arroz, pero lo que le confiere un interés especial es que durante el proceso de fermentación se produce una sustancia extraordinaria denominada Monacolina.

La Monacolina es un inhibidor específico del enzima que sintetiza el colesterol en el hígado; es decir, es una estatina. Numerosos estudios, uno de ellos publicado en la mejor revista de nutrición del mundo, la Revista Americana de Nutrición y otros más recientes han mostrado que el consumo de arroz rojo es capaz de reducir los niveles sanguíneos de colesterol total, del colesterol malo (LDL), de los triglicéridos y, por el contrario, produce aumento del colesterol bueno en HDL.

El consumo de arroz rojo, a las dosis normales que impongan las recetas culinarias que se usen, carece de efectos dañinos para la salud. Otra cuestión es el consumo de extractos obtenidos a partir del arroz y que por la potencia de sus efectos pueden ser peligrosos. Estos extractos se han prohibido en Estados Unidos.

Este arroz lo puede consumir cualquier persona, como parte de un plan semanal de alimentación saludable. Pero está especialmente indicado en aquellas personas que padecen alteraciones de los niveles de lípidos en sangre, sobre todo elevaciones del colesterol, pero que no alcanzan valores tan elevados que exijan un tratamiento farmacológico. El consumo de este arroz varias veces a la semana, junto a otras medidas dietéticas puede ser de gran ayuda para mantener el colesterol dentro de unos límites normales y prevenir el desarrollo de la aterosclerosis y sus consecuencias cardiovasculares.