EL ORGASMO FEMENINO, LA PUERTA QUE TE CONECTA CON LO DIVINO

EYACULACIÓN Y ORGASMO FEMENINO

La palabra orgasmo proviene de la misma raíz que organismo, que organización y que órgano. Mi definición de orgasmo es“ explosión de luz en las células de todo el organismo”.
Particularmente en la mujer, ya que es mucho más fuerte sexualmente que el hombre, el orgasmo es un puente de conexión espiritual. Un instante sagrado donde no hay mente, ni moral, ni pensamiento, ni miedo, ni represión. Conectada al éxtasis, la Shakti despierta su Kundalini y esta energía recorre desde el sacro hacia la cabeza como un baño de luz, desapareciendo los límites físicos y psicológicos.
Cada mujer que experimenta un orgasmo no es la misma mujer luego. Te asombrará saber también que la lengua está conectada al centro sexual, a los genitales; por eso cuando besas a alguien en la boca y se produce el contacto de las lenguas, también se despierta automáticamente la energía sexual. Esto es bueno saberlo porque toda mujer que hable mucho y sin sentido, que chismorree, es porque no está desarrollando ni satisfaciendo su energía sexual.
Los orgasmos son para las mujeres la puerta que las conecta a lo divino. Como la mujer lleva más su energía hacia adentro, implota , es mucho más fácil para ella ir hacia su mundo interior. El hombre en cambio tiene sus genitales hacia afuera y busca siempre explotar, detonar hacia el exterior y por ello le es más difícil ir hacia dentro de si mismo.
Pero la mujer también puede tener eyaculación, se llama amrita.
La amrita es un líquido blanco y pegajoso, con propiedades altamente energéticas.
El Tantra la denomina la eyaculación femenina.
La mujer cuando despierta su Shakti interna, puede tener orgasmos en cadena o varios orgasmos en un acto sexual, esto reportará para ella, un estado interno de plenitud y alegría. Muchas mujeres desconocen el potencial latente que poseen y se ven privadas de tener tan magna experiencia.
¿Qué siente exactamente una Shakti cuando tiene un orgasmo?
Es similar a una cosquilla, a sentir el cuerpo lleno de electricidad, una sensación electrificante que no se puede manejar. Todo el cuerpo es deseo en el momento de un orgasmo. Todo el cuerpo está a pleno, es como una droga espiritual, toda la piel se siente erotizada. Además la sensación de tiempo, espacio y mente desaparece por completo.
En cuanto a diferencias, el orgasmo clitoriano es más fuerte que el orgasmo que viene por estimulación del punto G. Las diferencias básicas son las contracciones. En el clitoriano hay contracciones fuertes, 7 u 8, y sucede de repente que en ese momento se produce otro de otras tantas contracciones y luego otro; hay momentos que se producen de a tres o cinco orgasmos en cadena.
En el orgasmo proveniente por estímulo del punto G es similar en cuanto a lo que se siente, pero no existen contracciones. 
Muchas mujeres pueden identificarse con esta descripción; otras en cambio no saber de qué se está hablando; pero el Tantra tiene un escalón más alto para que la mujer despegue a cielos interiores más luminosos. Para que logre ascender la descarga de energía por la columna, encienda los chakras hasta lo más alto y se fusione con la divinidad que posee. Es una posibilidad para eliminar el ego y agigantar el alma. 
El orgasmo es la experiencia espiritual que existe disponible para los humanos sobre la tierra, ya que contacta con un estado de beatitud, erotismo, devoción, amor,
despersonalización , universalidad de espíritus y permite despertar la sensación de retorno al hogar cósmico, la mano divina se posa en el alma individual.
Extraído del libro “El arte del Tantra” Descárgalo en https://guillermoferrara.org/el-arte-del-tantra-11-ediciones-en-papel.html

Fuente:Guillermo Ferrara