Las leyes Universales

LEYES UNIVERSALES

LEY DE MENTALISMO.

Todo es Mente. El universo es mental y nosotros creamos nuestra realidad de acuerdo a nuestra mente. Una actitud mental positiva va de común acuerdo con éxito y felicidad en cada dimensión de la vida. Aquellos pensamientos predominantes en la vida del individuo, se manifiestan en la realidad material. Cambia tu creencia, cambia la posición mental que estás manteniendo y todo se transformará.

LEY DE LA CORRESPONDENCIA.

Como abajo es ar

riba, como es arriba es abajo. Toda acción y toda condición tiene correspondencia en todos los demás planos de existencia. En el universo todos los niveles comparten la misma esencia, organizados en un sistema de hologramas dentro de hologramas, hasta el infinito. Tu mundo exterior es un fiel reflejo de tu mundo interior. Al igual que cuerpo físico y cuerpo emocional están conectados, todo funciona análogamente.

LEY DE VIBRACIÓN.

Nada está inmóvil, todo vibra. Este Principio enseña la Verdad de que todo está en perpetuo movimiento y que nada permanece estático. Desde el corpúsculo, pasando por un electrón, el átomo, la molécula, hasta el astro y los universos, todo se encuentra en perpetua vibración. Cuanto más alto es el nivel de conciencia mayor también es su vibración.

LEY DE POLARIDAD.

Todo es dual. Todo tiene dos polos, todo su par de opuestos, los semejantes y los antagónicos soles lo mismo. Los opuestos son idénticos en su naturaleza pero diferentes en grado. Los extremos se tocan. La Ley de Polaridad explica que lo que existe entre cosas diametralmente opuestas es solamente cuestión de grados, y afirma que todo par de opuestos puede reconciliarse mediante la aplicación de esta Ley.

LA LEY DEL RITMO.

Todo fluye y refluye, todo tiene sus periodos de avance y retroceso, todo asciende y desciende, todo se mueve como un péndulo, la medida de su movimiento hacia la derecha es la misma que la de su movimiento hacia la izquierda; el Ritmo es la compensación”. El cambio es inevitable, así que aprenda vivir con él, más bien que contra él. Todas las cosas son cíclicas.

LA LEY DE LA CAUSA Y EFECTO.

Vivimos en un universo ordenado en el cual todo suceda por una razón. No hay accidentes ni casualidades. Se recoge lo que se siembra, sea en pensamientos o en actos. Cada cual es dueño de sus actos, emociones y pensamientos, por lo tanto él mismo marca su destino.

LEY DE GENERACIÓN.

Todo tiene su principio Masculino y Femenino. Como todos los otros anteriores, este Principio está siempre en acción. Nada puede existir sin el Principio de Generación, o sea, sin su padre y su madre. Todo, absolutamente todo, tiene padre y madre, o su base femenina y su base masculina.

 
Fuente: Centro espiritual shalom namaskar