LENTEJAS ROJAS

LENTEJAS ROJAS O CORAL

Las lentejas rojas tienen un tamaño similar a la lentejas pardinas, aunque su fuerte color anaranjado la diferencia a simple vista de la castellana.

Luego, si las miramos más minuciosamente, observaremos que las lentejas rojas están desprovistas de la piel u hollejo que las protege, lo que las convierte en un alimento ideal para todas aquellas personas que tienen problemas digestivos con las legumbres.

Como todas las lentejas, las lentejas rojas, tienen grandes valores nutricionales, entre los cuales destacan su gran aporte de hierro, zinc, selenio, hidratos de carbono, proteínas, vitaminas B1 o tiamina, etc. Además de ser una fuente de fósforo, manganeso, y ácido fólico.

Para su uso, las lentejas rojas no necesitan de remojo en agua previo, basta con lavarlas en agua fría y ponerlas a cocer de diez a quince minutos, menos tiempo que las lentejas “normales”, aunque su llamativo color anaranjado, después de la cocción, se volverá amarillo pajizo y la lenteja casi acabará deshecha. Por eso, esta variedad es ideal para prepararla en cremas, purés o sopas.

Son un ingrediente muy frecuente en platos de cocina asiática. Suele ser empleada en cremas o purés muy espesos con otros ingredientes y aderezados con especias de todo tipo que le aportan un toque sugerente y muy atractivo a nuestro paladar.

También en haburguesas,croquetas, paté, pastel,tortillas, salsas…