Por qué la gente no se cura: nos cuesta modificar malos hábitos

Superacion Ana Ortega acupuntura

Por qué la gente no se cura: nos cuesta modificar malos hábitos

Los impedimentos para la curación incluyen vivir en el pasado, ser víctima y el miedo al cambio

explico esto para quien no esté habituado a la medicina integrativa: Dirigir el pensamiento y la energía hacia el pasado desvía la fuerza vital de las células y los órganos que necesitan esa energía para funcionar y sanar. Quien crea que no hay razón para enlazar la salud emocional o energética y la física debería leer a Bruce Lipton, biólogo pionero en la investigación con células madre, en su impecable y documentado libro “Biología de la creencia

La curación requiere vivir en el presente, dejando atrás la energía de los traumas y heridas del pasado y quedarse con la del momento presente.

La curación requiere ante todo ganas de profundizar en el interior de uno mismo

Los cinco elementos acupuntura Ana Ortega

Los cinco elementos

Según la medicina tradicional china –MTC- y en general la Integrativa u Holística negarse a perdonar un evento o a una persona del pasado y de esa manera no pasar página, produce fugas energéticas del cuerpo, dañando órganos y evitando así su propia funcionalidad.

Al funcionar erráticamente un órgano, funcionan erráticamente los demás, como el mecanismo de un reloj.

El conocimiento y aceptación, y después el perdón, sana estas filtraciones. Y si desde afuera ayudamos a esos órganos con acupuntura, como es mi ejemplo, a recuperar su funcionalidad correcta haremos el proceso de sanación más llevadero y rápido.

El perdón no tiene que ver con no culpar a otros de los males que hacen. Tiene más que ver con “liberarnos de nuestro papel de víctima”.

Yo soy responsable de lo que pienso, digo y hago pero no puedo ser responsable de lo que piensan, dicen o hacen los demás.victimismo Ana Ortega acupuntura

Cuando podemos ver un acontecimiento doloroso o una prueba dura, como parte del proceso de la vida, como un mensaje o un desafío en lugar de una traición personal, la energía vital fluye de vuelta a los circuitos de energía del cuerpo físico, a los canales de energía.

Las personas no se curan porque no se han liberado de su papel de víctima, que significa, no asumir o aceptar que son las únicas responsables de lo que les pasa.

Normalmente, la gente obtiene poder con sus enfermedades –un poder inconsciente y perjudicial, según la inteligencia emocional– porque han encontrado que otros los ayudan y apoyan.

Lo hacen y ya está. Las enfermedades se pueden convertir, por tanto, en un medio de manipular y controlar a los demás.

Generalmente, la recuperación requiere hacer cambios en el estilo de vida, medio ambiente y relaciones. El cambio suele imponer demasiado, requiere un compromiso por parte del enfermo que nuestra cultura no nos enseña a asumir.

Es fácil mantenerse en un compás de espera, alegando que uno no sabe qué hacer, pero rara vez es cierto. Cuando estamos en un compás de espera, es porque sabemos exactamente lo que debemos hacer, pero estamos atemorizados para actuar en consecuencia…

Superacion Ana Ortega acupunturaEl cambio asusta, y la espera da menos miedo, cuando la única manera de adquirir ese sentimiento de seguridad es entrar en un proceso de reconocimiento de los cambios y llegar a un nuevo espacio: ¡sentirse vivo otra vez!

La sanación requiere ciertas acciones

Comer adecuadamente o hacer ejercicio diario o someterse al tratamiento adecuado, o varias a la vez generando cambios saludables en el físico, meditar a diario….y todos esos cambios llevan a la mejora emocional y del equilibrio que es la salud.

Soltar el pasado, pensar y actuar buscando equilibrio ante nuestro trabajo estresante o ante relaciones inadecuadas, entre otras, son acciones que sostienen la energía del cuerpo y de la mente.

Lo emocional y lo físico se apoyan mutuamente, ambos está indudablemente unidos

En resumen podríamos decir que para sanar hay que tomar el compromiso con uno mismo

que significa estar dispuesto a entender que lo que sentimos, pensamos y hacemos debe ir de la mano y ser coherente, agarrar el volante de nuestra vida, conducir con confianza y estar dispuesto a ir adaptándonos a los cambios que la vida nos va proponiendo.

Nuestra acupuntora Ana Ortega MuñozEscrito por Ana Ortega

Fuente: https://kinnatur.com/por-que-la-gente-no-se-cura-nos-cuesta-modificar-malos-habitos/